Cultura Religiosa

Octubre mes del Rosario

 

La auténtica devoción se exterioriza con prácticas piadosas, cada persona puede tener preferencias de una sobre otras, todas son buenas, lo importante no es lo exterior, sino la actitud interna, la devoción.

Cuando amamos a una persona, siempre que podamos hemos de contentarla en sus gustos; refiriéndonos a María, a Ella le gusta que sus hijos la veneren con el rezo del Santo Rosario, así lo ha pedido en muchas apariciones, que la Iglesia ha reconocido: Lourdes, Fátima.

La Iglesia ha dedicado un mes, el de Octubre, para honrar a María con el rezo del Santo Rosario, ninguna devoción tiene una fiesta litúrgica como la tiene esta devoción, el 7 de Octubre se celebra la fiesta de Nuestra Señora del Rosario.

Desde el Pontificado de Sixto lV, 1478, hasta nuestros días, el testimonio de todos los Papas sobre la excelencia del Rosario no ha podido ser más unánime. Sobre ninguna otra práctica de piedad han publicado jamás los Papas tanto número de Encíclicas. Sobresale León Xlll con 12, en todas ellas hay un recurso a María por el Rosario. Es conocido como “El Papa del Rosario”.

Una de las imágenes de María, que más difusión tiene es la de Nuestra Señora del Rosario. Esto es sintomático de cómo ha calado en el pueblo cristiano esta devoción. Hace años en muchos hogares cristianos era práctica ordinaria el rezo diario en familia del Santo Rosario. Entre el silencio obligado de los más pequeños, el recogimiento del cabeza de familia y el ajetreo del ama de casa se terminaba la jornada con la sarta de las Avemarías, que indudablemente eran escuchadas por la Madre del Cielo complacida de que sus hijos cerrasen el horario de sus faenas con el rezo del Santo Rosario.

No podemos traspasar aquellos clichés familiares a nuestros días, pues, no encajarían; pero no por eso tenemos que desterrar aquel amor a la Madre, que vela constantemente por nosotros.

El fiel cristiano en muchas ocasiones, cuando tiene que rezar a nivel personal o comunitario acude en la mayoría de las veces al rezo del Santo Rosario, esta devoción nos parece un “comodín”, que siempre nos saca de apuros, pues, en el fondo de ella encontramos los distintos momentos de nuestra vida, gozo, dolor y alegría reflejados en la contemplación de los misterios.

El que la Iglesia haya dedicado un mes especialmente a esta devoción, no es con un sentido exclusivo, sino para potenciar la importancia que tiene para nuestra vida esta expresión de devoción a María.

A las dificultades, que algunos alegan en contra de esta devoción como puede ser la rutina debido a repetir siempre la misma oración, daremos algunas de las ya sabidas respuestas:
- “El amor, aunque tenga las mismas palabras, no tiene el mismo sentido”
- “Hablan mal del Rosario los que no lo rezan”
- “El peor Rosario es el que no se reza”.
. La actualidad del rezo del Rosario nos viene
- porque es una expresión de nuestro amor a María y éste no es de temporada,
- porque le agrada a María a quien tenemos que amar por ser nuestra Madre.

 

Pbro. Padre Tomás Rodríguez

 

 

Fuente: https://www.mariologia.org/

 

0
0
0
s2sdefault