Patrocinadores

Documentos

Descarga documentos importantes de la Diócesis

Top Ten

La Diócesis de San Andrés Tuxtla festejó el “Día de la Adolescencia 2018”

 

 

CODIPACS/SAT

San Andrés Tuxtla, Ver.

03 de febrero de 2018

 

En la santa Iglesia Catedral de San Andrés Tuxtla, se dieron cita un gran número de adolescentes provenientes de las distintas parroquias de la diócesis, que fueron convocados por el Asesor Diocesano, el Pbro. Enrique Leal Zacarías, encargado de la Pastoral del Adolescente, en comunión con Mons. Fidencio López Plaza festejaron este día.

La sede eclesiástica que preside Don Fidencio López Plaza, viene trabajando arduamente a favor del arco de la vida, desde la concepción hasta la senectud, que es la “época de oro” la tercera edad.

En este día se atendió la etapa de la adolescencia, con la modalidad  de “Acampando con Jesús”. Es una experiencia de campamentos católicos para adolescentes, que están dando resultados impresionantes, ya que van más de mil, quinientos adolescentes viviendo la “Experiencia Kerigmática” en estos encierros.

Los adolescentes de la diócesis en este día salieron a manifestar su alegría al mundo, a la región de los Tuxtla. La caminata inició desde la Sede Episcopal en la ciudad San Andrés Tuxtla, Ver., extendiendo el recorrido por las calles principales. Posteriormente se encaminaron sobre la carretera principal, siendo resguardados por Seguridad Pública, Policía Federal de Caminos, Transito del Estado, además se contó con una unidad de ambulancia para la seguridad de los adolescentes, quienes también iban acompañados de algunos adultos en resguardo de cada grupo parroquial. Cabe mencionar que durante todo el trayecto no hubo percances, ya que el camino y el clima fueron favorables.

La marcha se detenía en cada en cada tramo para continuar con la oración de las estaciones. El Señor Obispo presidió una estación, seguido de cada grupo, equipo de cada parroquia. Estas pausas a la vez se servían para que los participantes hicieran un breve descanso, consecutivamente reanudando, paso a paso hasta concluir en el terreno “San Juan Pablo II”, en la ciudad de Catemaco, Veracruz.

Al finalizar el recorrido, Mons. Fidencio presidió la Santa Eucaristía, concelebrado por los presbíteros de la Pastoral Juvenil y de la Pastoral de la Adolescencia, así como los padres de la parroquia de Catemaco.

En homilía el Señor Obispo enfatizó en el gran amor que Dios tiene por los adolescentes. “Dios los quiere mucho no porque sean súper buenos, los quiere mucho sencillamente porque son sus hijos”. “Dios los quiere mucho porque están viviendo uno de los momentos más hermosos de la vida, que es el crecimiento en cada uno de ustedes”. La palabra adolescente quiere decir “persona que está creciendo”, por eso te invita a entrar en su tienda, quiere bendecir tu corazón, quiere abrazarte y decirte “Hijo me siento orgulloso de ti”, “te quiero un montón”, “Tu eres mi Hijo, en ti me complazco”.

Primer consejo: “ponte una meta muy alta”

Los adolescentes no se fijan como meta cualquier lomita, los campistas quieren subir las montañas más altas, como decimos aquí,  “los campistas son como las águilas”, les gusta conquistar el cielo. Les recuerdo que ustedes son únicos e irrebatibles, creados a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26). Por eso tienen una meta todavía más alta “Ser como Dios amor, como Dios Trinidad”, “Padre, Hijo y Espíritu Santo”, ser equipo, ser felices mensajeros del amor y de la Paz. “Amen su cuerpo y hagan cuerpo con su manada”.

Segundo Consejo: “esfuérzate al máximo”

Los campistas son como los atletas de  la montaña, crecen y conquistan las alturas con mucho esfuerzo. Los débiles, los perezosos, los desanimados y los que quieren y los que quieren tener grandes resultados con el mínimo esfuerzo, les falta acampar con Jesús, solo después de acampar con Él ustedes se pueden subir a la cumbre al máximo, amar y servir al máximo. Cuando se te vaya acabando la fuerza, vuelve el rostro a tu tienda de campista, vuelve a entrar a ella y escucha a Papá Dios que te dice, “Hijo  estoy orgulloso de ti, tú eres mi hijo en ti me complazco, cuenta conmigo, confío plenamente en ti.”

Tercer consejo: “equípense  bien”

Sin equipo de campista se puede fracasar, no basta la fuerza y el esfuerzo, se necesita equiparse con la fe, que consiste en no dudar que Dios te ama y camina contigo, se necesita equiparse con la esperanza que nos hace soñar en un mundo nuevo, equiparse con la convicción de que Dios te quiere incondicionalmente, sencillamente porque eres su hijo. En nuestro morral de campistas y sobre todo en nuestro corazón, no puede faltar la Santa Biblia, tampoco puede faltar la Santa Eucaristía, ni la oración, y la ayuda y la solidaridad del grupo, porque Iglesia quiere decir “caminar juntos hasta llegar al cielo”.

Cuarto consejo: “forma y fórmate en tu grupo o manada”

Un adolescente o un campista sólo, corre muchos peligros, por eso los adolescentes y los campistas viven y caminan en grupos o en manadas, porque saben que un adolescente o un campista no se salva solo, esto se logra en comunidad.  Métanse bien en la cabeza y en el corazón, este lema “Como Dios Trinidad los Adolescentes en Comunidad”, solo así, dando y recibiendo amor, se puede crecer en estatura, en gracia y en sabiduría delante de Dios y de los hombres.

Quinto consejo: “llevar un guía”

Para acampar, caminar, para crecer y subir cumbres muy altas debes llevar un Guía, que te lleve por una buena vía hasta la meta. De lo contrario puedes tomar caminos equivocados, perderte o desbarrancarte. Puedes desanimarte y fracasar.

Ya saben mis queridos adolescentes, Cristo quiere ser su amigo, su hermano, y su guía en este camino. El es la luz (Jn 8, 12). El es el camino (Jn 14, 6). El se adapta a tu paso de adolescente. El bajó del cielo al suelo para acampar contigo, pero lo que más quiere es que llegues a la cumbre, que seas un cristiano, un ciudadano destacado, y que al final de tu vida llegues a vivir por siempre con Él en el cielo.

 

 

Vea la galería completa de Imágenes:  DÍA DE LA ADOLESCENCIA 2018