HAGAMOS DEL INICIO DE CLASES UN DÍA HISTÓRICO Y SIMBÓLICO

Noticiero Arnmultimedios
Compartir en redes sociales.

 

HAGAMOS DEL INICIO DE CLASES UN DÍA HISTÓRICO Y SIMBÓLICO

 

 

Comunicado de prensa

Agosto 16 de 2015.

de José Luis Chávez Botello 
Arzobispo de Antequera-Oaxaca 

 

Hagamos del inicio de clases un día histórico para Oaxaca. Con la asistencia de todos los maestros, niños, padres de familia y con el apoyo sentido del gobierno y de la sociedad mostremos que realmente queremos una educación de calidad pero con valores; solo así llegaremos a ser una sociedad despierta, participativa y responsable. La educación reducida a transmitir conocimientos y tecnologías sin educar en valores no forma personas con calidad humana comprometidas con la honestidad, la unidad, con la responsabilidad y la justicia. Para impulsar dicha educación los creyentes acompañemos con la oración, y todos, con reflexión y acciones a nuestro alcance.

Con oración. Intensifiquemos la oración desde los hogares y como comunidad cristiana, especialmente el próximo domingo en la Misa o Celebración dominical; oremos por nuestros gobernantes, maestros, padres de familia y por todos los niños; más de mil niños ya oran diario por la reconciliación y la paz de Oaxaca. La oración piadosa y confiada nos serena, nos da luz y fuerza para vencer obstáculos, vicios y la inercia del mal; nos abre a Dios y a los demás. Bajo la protección y guía de la Inmaculada de Juquila  ya experimentamos la importancia y fuerza de la oración.

Con reflexión. Reflexionemos para tomar conciencia del momento histórico que vivimos; la raíz de tantos males y violencia en el país y en Oaxaca está más allá de tales hechos, grupos o criminales aislados; la raíz está en la ausencia de valores en el hogar, en las variadas actividades y servicios, en lugares de trabajo, en la calle y en espacios públicos. Así se forja una sociedad temerosa, resignada, manipulada e irresponsable como un "muro" que propicia y protege la penetración de la corrupción, de injusticias, impunidad y violencia en todos los niveles aún en las mismas estructuras vitales como la educación, la política, la economía y la vida social.

Así llegamos a construir este "muro" que nos encerró, nos contaminó y esclavizó a corrupciones, ambiciones, pobreza, a malos y costosos servicios, a divisiones y enfrentamientos; un muro que nos impidió ver la verdad y la fortaleza para impulsar una vida mejor para todos. Reflexionemos hoy con serenidad buscando la verdad; asumamos nuestra responsabilidad. Un futuro mejor para todos en Oaxaca está a nuestro alcance. 

Con acciones. Cerremos todos la puerta a la desconfianza, a la indiferencia y a corrupciones; pasemos de las palabras que hieren a las palabras que sanan, del resentimiento y del rencor al perdón y a la reconciliación social, de los discursos a las acciones que construyen. Abonemos a la educación con valores, con acciones al alcance de cada uno según su situación, conocimientos y cualidades; en lo personal, desde cada familia, barrio o comunidad. Las variadas organizaciones empresariales, laborales, civiles y políticas del Estado tienen la oportunidad de mostrar su autenticidad y amor a Oaxaca con compromisos y acciones concretas.

Este inicio de clases sea un día simbólico como lo fue el día de la caída de la primera piedra del muro de Berlín; un hoyo que les permitió ver luz, perspectivas y familiares al otro lado; muchos emprendieron luego la ardua tarea de quitar piedras con lo que tenían a la mano hasta derribar todo el muro. También nosotros, rompamos las piedras de egoísmos, falta de respeto, indiferencia ante el bien común y expresiones de violencia; pongamos cada quien lo bueno que tenemos y derrumbemos el muro que ha dañado a generaciones y veremos la luz, encontraremos amigos y familiares, una vida mejor. Emprendamos todos esta  tarea con decisión y esperanza. 

Hagamos de este retorno a clases un verdadero día de fiesta cargado de expresiones de esperanza y de alegría; haya saludos, bienvenidas, aclamaciones, abrazos de acercamiento y aprecio; felicitemos de corazón a los maestros, a padres de familia, a los niños, al gobierno y a la sociedad. Que las autoridades garanticen la seguridad, la justicia y la paz; los maestros una educación con valores, los niños su empeño y buen comportamiento; los padres de familia y la sociedad apoyemos y colaboremos para marcar con este paso todo un rumbo con futuro mejor para Oaxaca. Para salir  todos beneficiados, superarnos, vivir en paz y ser felices nos necesitamos todos.

 

Con mi saludo y bendición para todos.                                                                                

 

Fuente: http://www.cem.org.mx/articulos/3303-hagamos-del-inicio-de-clases-un-dia-historico-y-simbolico-oaxaca.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *