El Card. Rivera felicita a los padres en su día

Noticiero Arnmultimedios
Compartir en redes sociales.

“Trasmitir la vida humana es participar del poder creador de Dios. Engendrar a un hijo o a una hija es un acto sublime, misterioso y trascendente, por el cual se trae a este mundo a una persona nueva, singular, única e irrepetible, la cual debe ser acompañada en su crecimiento con amor y responsabilidad. Agradezcamos a Dios la vida que nos ha dado a través de nuestros padres, y agradezcamos también a nuestros papás el amor y el cariño que nos han dado, agradezcamos todos los trabajos y sacrificios que han hecho para hacernos crecer y correspondamos con obras concretas al cariño que de ellos hemos recibido.”

Luego señaló: “El domingo pasado, un servidor y nuestra Arquidiócesis de México fuimos los primeros en emitir un comunicado en el que de manera firme condenamos el demencial atentado cometido en Orlando donde perdieron la vida 50 personas inocentes, seguimos orando y lo seguiremos haciendo por el eterno descanso de las víctimas, por la recuperación de los heridos y por el consuelo para sus familias.”

“Jesús denunció y nos llama a denunciar el pecado, pero nunca a odiar a los pecadores, incluso, el Señor nos dice que si queremos ser perfectos, debemos amar a los que nos odian, a no devolver mal por mal, a amar a nuestros enemigos y a rezar por ellos. Defender nuestra fe y nuestros principios, como el matrimonio natural entre un hombre y una mujer, o el derecho de los niños, no es odiar, ni discriminar, ni perseguir a nadie, usar el lenguaje de la Sagrada Escritura para llamar mal al mal y pecado al pecado no es un lenguaje de odio, pues si realmente amamos a alguien tenemos que decirle la verdad, nadie ama realmente disimulando la verdad y usando la mentira. No debemos olvidar que todos somos hijos de Dios, que tenemos una dignidad única, la Iglesia no odia a nadie, la Iglesia tiene innumerables enemigos, pero ella no es enemiga de nadie, y la voluntad de la Iglesia no es la de condenar a nadie, sino que es la misma de Jesús, que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”, dijo.  

Finalmente señaló: “Quiero honrar la memoria de mi amigo, recién fallecido, el Filósofo de Güemes, cito: “Lo que no es parejo es Chipotudo”. Versión de lo que dijo otro más amigo de los dos, Jesucristo: “No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”. No pidamos, exijamos, el respeto y la tolerancia que con todo derecho los demás nos piden y exigen.”

 

 

Fuenbte: http://www.siame.mx/

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *