Muchas jóvenes quieren ser religiosas, pero no tienen información suficiente: Misioneras de Jesús Sacerdote

Noticiero Arnmultimedios
Compartir en redes sociales.

La hermana Claudia del Olmo explicó que la congregación tomó ese nombre en honor a Jesús Sacerdote, a quien oran todo el tiempo por la santificación de los sacerdotes, y a quienes apoyan de acuerdo con las posibilidades de la congregación. “De esta manera vivimos nosotras el sacerdocio bautismal; tenemos dos apostolados: la educación y la evangelización. Unimos la educación académica con la educación espiritual, siempre abiertas a las necesidades de la Iglesia”. 

Externó que la congregación fue fundada por la Madre María Dolores Echeverría Esparza, quien desde joven sintió la inquietud de ser religiosa y pidió ingresar con las Damas del Sagrado Corazón pero no fue aceptada; su guía espiritual le sugirió esperar 20 años para ser fundadora de una orden religiosa; durante el tiempo de espera, ella no se quedó con los brazos cruzados, y el 29 de junio de 1918 abrió el primer jardín de niños de los colegios Motolinía, tomando como referente y nombre a Fray Toribio Benavente “Motolinía”, que en náhuatl significa “El que es pobre o se aflige”.

Años más tarde –refiere la hermana Claudia del Olmo–, un 14 de enero de 1938, la madre Dolores Echeverría logró su deseo, y nacieron las Misioneras de Jesús Sacerdote, con el apoyo del P. Edmundo Iturbide Reygondaud, Misionero del Espíritu Santo, y con la aprobación del Arzobispo de México, en esa época, Don Luis María Martínez, obteniendo el reconocimiento pontificio en 1962.

La hermana Claudia del Olmo explicó que el primer colegio abrió sus aulas con la finalidad de que los niños pudieran conocer a Dios; los padres de familia percibieron la excelencia de la educación y pidieron a la Madre Dolores que abriera la primaria, la secundaria y posteriormente la preparatoria, para culminar con la apertura de la primera universidad católica femenina en México, actualmente la universidad Motolinía del Pedregal, de carácter mixto. “Los colegios Motolinía son propiedad de la Congregación Misioneras de Jesús Sacerdote; como sabemos, la educación pública en México no permite la impartición de cátedra religiosa, y eso causaba mucho dolor a la precursora”.

Precisó que en México tienen presencia en las ciudades de Monterrey y Montemorelos, en Nuevo León; Poza Rica de Hidalgo y Xalapa, en Veracruz; Comalcalco, en Tabasco; en Guadalajara, Jalisco; Morelia, Michoacán; Irapuato, Guanajuato; Oaxaca, Oaxaca, y en Ciudad de México. También tienen una escuela en Brasil, y en todas las sedes se tiene planes de realizar retiros espirituales mensuales para que las jóvenes descubran si son llamadas a la vocación religiosa.

La hermana Claudia del Olmo agregó que anualmente participan en un evento llamado “Previdas”, que se hace en cada estado de la República, para que las jovencitas puedan conocer sobre la vida consagrada en las diferentes congregaciones, donde se les amplía la información por si alguna de ellas desea acercarse. Agregó que en el caso de las Misioneras de Jesús Sacerdote, piden a las interesadas sus datos, y posteriormente se les contacta vía telefónica para realizarle una serie de preguntas; acuerdan con ellas una invitación para que las jóvenes las conozca; ahí le brindan acompañamiento, que incluye conocer otras religiosas para que, de forma segura, determinen el camino que quieren seguir; “esto no las compromete a ser religiosas, sino que se hace para disipar dudas y las posibles aspirantes descubran a qué vocación Dios les llama: vida religiosa, al Matrimonio o a la vida de soltera”.

Finalmente, la hermana Claudia Marilú del Olmo compartió que en el año 2005 iniciaron el proceso de canonización de su fundadora, durante el Pontificado del Papa Juan Pablo II, con lo que lograron obtener para ella el noble grado de “sierva de Dios”, por lo que aún se esfuerzan para lograr que llegue a ser inscrita en el libro de los santos.

Informes: 5523-9592.

 

 

Fuente: http://www.siame.mx/

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *