La desintegración familiar, causa importante de suicidios

Familia
Compartir en redes sociales.

Entrevistado por Desde la fe, explicó que en la infancia las principales causas de suicidio son la desintegración familiar, la falta de rendimiento escolar y el bullying; entre los adolescentes, la decepción amorosa y la falta de proyectos de vida, y entre los adultos el rompimiento con la pareja, la falta de empleo, la falta de seguridad social, la pobreza, la ausencia de expectativas de vida, la depresión y el padecimiento de algunas enfermedades físicas y psicológicas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en el mundo se suicidan cada año más de 800 mil personas, lo que equivale a un suicidio cada cuarenta segundos. El 40.8 por ciento de los suicidios ocurre entre personas de entre 15 y 29 años, lo que equivale a 7.5 decesos de este tipo por cada 100 mil jóvenes. El 74 por ciento de estos eventos ocurren dentro de la propia vivienda. 

Los países con mayor incidencia de suicidios son Corea del Sur, Japón, Francia y Suiza, y en América latina: Argentina, Chile y México. En nuestro país el mayor número de suicidios se reportan entre la clase media alta y alta. Estudios realizados en México señalan que hay una tendencia creciente entre los niños de primaria. “De cada diez niños que piensan en suicidarse, cinco lo intentan de algún modo y uno lo consigue”, aseguró Carlos Valencia Barrera. 

Las zonas geográficas de México donde se registran mayores cifras de suicidios son Aguascalientes, Quintana Roo y Campeche. En 2012, a nivel nacional, los suicidios superaron los 5 mil 190 casos, de los cuales al menos 4 mil 201 eran hombres y 989 mujeres. La mayoría prefirió el mes de mayo. Para el 2013 hubo 5 mil 909 suicidios, que representan el uno por ciento del total de muertes registradas, colocándose como la decimocuarta causa de muerte, con una tasa de 5 por cada 100 mil habitantes.

Para prevenir este mal, la Fundación Effetha Kum A. C., creada hace 8 años, ofrece talleres y conferencias gratuitas, así como terapias y acompañamiento para el manejo de las emociones, la depresión, la ansiedad, las adicciones, el manejo de conflictos, la prevención del suicidio, las conductas autodestructivas y la afectividad.

Carlos Valencia Barrera externó que en todos los casos siempre es importante estar alerta para detectar a tiempo “las pistas o avisos que dan las personas con inclinación suicida, a fin de poder prevenir este mal”.

Por su parte, el padre Alfonso Martínez, Presidente de la fundación, resaltó que la creencia en Dios siempre dará a las personas un sentido para su vida, de modo que la práctica religiosa ayuda a prevenir el suicidio.

 

 

Fuente: http://www.siame.mx/

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *