Empresa de anticonceptivos, detrás de la ONU: ex consultora

Noticiero Arnmultimedios
Compartir en redes sociales.

Tras mostrar los contratos que demuestran su trabajo como consultora de la UNFPA, Medina Guerrero señala que fue socia estratégica para la aplicación de un proyecto, con el cual se pretende imponer leyes que tienen como base la ideología de género, mismo que al tiempo le fue generando una gran preocupación. 

“Esto viene fabricado, embotellado para toda América Latina; es un programa que se ha creado bajo un marco institucional diseñado desde las Naciones Unidas, a solicitud de la más grande empresa de anticonceptivos, que ejerce poder sobre este órgano. Esta empresa busca transformar el proceso educativo, y obligarnos a comprar esos productos. Venden a 0.035 centavos de dólar cada preservativo, y se pueden comprar por paquetes de 144 unidades en la propia página de la ONU; ellos tienen la intención de obligarnos a colocar dispensadores de anticonceptivos en las escuelas. Solamente ganando 10 centavos por preservativo, ¡cuánto estarán ganando!”, señaló. 

Aseguró que la molestia que el UNFPA tiene con ella, es que cuando trabajó en ese órgano de la ONU, presentó un informe en el que afirmó que la metodología usada no estaba funcionando, pues se estaban quintuplicando los embarazos adolescentes y se estaba presentando un mayor número de casos de enfermedades de transmisión sexual. “No existe un solo anticonceptivo que impida el contagio de enfermedades como el Virus del Papiloma Humano o el herpes, ya que éstas pueden transmitirse piel a piel, a través del simple sudor”. 

Externó que el problema de la llamada “salud sexual y reproductiva”, es que cuando a niños de 10 o 12 años se les acerca un preservativo, lo que se le está diciendo es que ya puede usarlo, sin ofrecerle pautas para tomar decisiones acertadas, sin generar propuestas para que el adolescente sea un ser humano asertivo, capaz de discernir qué le hace bien y qué le hace mal a la edad que tiene, y sin importar si tiene o no la madurez para asumir la responsabilidad de sus decisiones.

“El plan es entregar a los niños y jóvenes muestras gratis –explicó–, para que luego se conviertan en consumidores. A partir de una muestra gratis, se garantiza un cliente por muchos años. Además, ellos conocen las consecuencias, y por eso también venden vacunas para evitar las enfermedades de transmisión sexual, vacunas que ni siquiera funcionan. Nos están engañando totalmente. Ellos mismos venden los equipos para realizar abortos, e impulsan leyes que favorecen esta práctica, sin contar con que también venden las partes de los bebés”. 

Medina Guerrero señaló que lo que se conoce ahora como “salud sexual y reproductiva” y “teoría de género”, son dos ideologías que buscan mercantilizar a los seres humanos en función del placer, y romper todos los esquemas naturales y biológicos, lo cual ha provocado casos como el ocurrido en Canadá, cuando un hombre de 54 años, padre de seis hijos, un día dijo querer ser una niña de seis años, se declaró en abandono y quiso ser dado en adopción, lo cual tuvo que aceptar el Estado, cuyas leyes funcionan con base en la ideología de género; o como el sucedido en Estados Unidos, cuando una señora señaló que no necesitaba de nadie, porque ella sola podía darse placer, y logró así legalizar el “matrimonio de la mismidad”, o el de la mujer inglesa que quiso casarse con su delfín y pudo hacerlo bajo la ley. “En la vida debe haber límites, a fin de formar seres humanos responsables y asertivos; es también un tema de ciudadanía”. 

 

 

Fuente:http://www.siame.mx/apps/info/p/?a=15533&z=32

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *